All for Joomla All for Webmasters

Historia del Colegio El Espíritu Santo

Fue un 4 de abril de 1932 cuando se fundó el Colegio “El Espíritu Santo”, como fruto de los sacrificios de nuestras madres fundadoras procedentes del país de México, en plena persecución religiosa por las leyes de la Reforma que introdujo Benito Juárez y su gobierno liberal.

A las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción les tocó salir de su querida Patria en abril de 1928 estando al servicio de la comunidad de Comitán, Chiapas, México. Dice la historia de nuestra congregación que de esta manera providencial, por caminos tan inusitados y misteriosos comenzó a extenderse nuestro Instituto en Centro América, y se planta la semilla de la que, con el tiempo dio el jugoso fruto del Colegio “El Espíritu Santo” de San Salvador, El Salvador C.A.

Después de las peripecias del penoso viaje, la Madre Cristina Ramírez y 5 religiosas más llegaron a Zacatecoluca y se dedicaron al Apostolado de la salud en el Hospital Santa Teresa. Más tarde, reforzadas con el Personal religioso de México, extendieron su campo de apostolado a la Educación, primero con la Fundación del Liceo San José, hoy Colegio “El Espíritu Santo” año 1930, en la misma ciudad de Zacatecoluca.

Enseguida fue la fundación del Colegio “El Espíritu Santo” en el Barrio San Jacinto, San Salvador, año 1932 fungiendo como Superiora Madre Cristina Ramírez. Las Hermanas que formaron parte del personal fueron: Sor Celina Rivera, Sor María del Amor Chávez, Sor María del Carmen Rodríguez y Sor Adoración Stempres.

El terreno fue donado a la Congregación por Srita. Clara Cóvar, quien también ayudó generosamente a la construcción de la Iglesia La Santísima Trinidad, contiguo al Colegio, la cual ya no existe. El Colegio “El Espíritu Santo” fue nominado así a petición del Excmo. Sr. Arzobispo de San Salvador Luis Chávez y González. Empezó a funcionar en la 10ª Avenida Sur y Calle Alberto Sánchez, impartiendo clases de Parvularia y Educación Básica, y poco a poco fue creciendo hasta llegar a formar profesionales competentes en la rama de la Docencia.

Sus instalaciones al principio consistieron en una casa muy pequeña; y lo demás era una espesura de un terreno fértil sembrado de árboles frutales y cubría de sombra los lugares donde las Madres impartieron sus primeras clases y la catequesis, preparando a niñas y a niños para recibir los sacramentos de la Confirmación y Primera Comunión. Con los años y sacrificios se fue construyendo en partes de un edificio que albergaba más de cien internas procedentes de varios lugares de la República y venían a estudiar al Colegio.

Incansables en el trabajo y optimistas siempre, confiando en Dios, construyeron nuevos salones de clases estando como Directora la bien reconocida Sor Matilde Tapia Cervantes.

Como en toda Institución su recorrido histórico en sus 81 años de existencia ha sido de gozos, penas y luchas. Con el terremoto de 1986 se deterioró buena parte de sus instalaciones, motivo por el cual se inició la construcción de nuevos edificios durante los periodos del Gobierno Provincial de Madre Gloria Rodenas y Madre Juana Inés Serrano, que a su vez fueron Directoras de la Institución donde ahora estudian más de 1000 alumnos/as desde Parvularia hasta diversos Bachilleratos .

Además cuenta con instalaciones tecnológicas que se han ido incrementando año con año. Por tradición ha sido encomiable la responsabilidad y aptitudes de un personal docente debidamente competente y capacitado en sus respectivas áreas.

Es también digno de recordar y agradecer a nuestros bienhechores, que han sido un apoyo moral y económico para el Colegio, vale la pena hacer mención de Mr. Walter Tilo Deininger que nos construyó el antiguo local de la Calle Alberto Sánchez donde hoy está I y II Ciclo de Educación Básica.

Por supuesto, agradeceremos de todo corazón a la Srta. Clara Cóvar, que apoyó generosamente a las fundadoras. Luego, también a las superioras que fueron turnándose y adquiriendo más terreno para ampliar la obra y hacerla crecer poco a poco, en unión con sus fraternidades y padres de familia.

Así han pasado 80 años a la luz de su tema VIRTUD, CIENCIA Y FE.

Gracias a Dios Todopoderoso y a la Inmaculada Virgen María que al amparo del Espíritu Santo nos han guiado en nuestro caminar.